Español
Una paja supone acariciar una polla con delicadeza. A las chicas les encanta sentir una polla erecta entre sus manos, y por eso son las indicadas para dar orgasmos a sus parejas pajeando esas pollas duras como el cemento. ¡Sus manos suaves pueden dar incluso más placer que un coño caliente y mojado!